viernes, 28 de diciembre de 2012

desbocada en el cama invisible

en medio de unas hojas marchitas me hallaba, cuando en el medio un paraiso que no buscaba encontre, temblando por ratos me acercaba pero por miedo a la puñalada mas pasos para tres daba, entre de los huecos que tenia en el alma, yacia tan agujereada que ya ni un milimetro mas era capaz de caber; nisiquiera un arma nueva y afilada, podia provocarme a hundirme otra vez en ese hiel pero sofocada de los asfixiantes y continuos abandonos para someterme a la anestecia en mi vida te acepte; en medio de risas al todo y nada jugaba, cuando me aniquilaba y me dejaba rendirme a tus pies, las lagrimas se evaporaban aun cuando continuaban persistiendo, vivia de un sufrimiento paasado eterno y los ojos me tapaba a volverme a encender por completo; y de repente un dia asi como apareciste te fuiste, no pude ver tu sombra por la noche alejandose, ni tan solo oir el reflejo de tu voz susurrando que me amabas aun sabiendote tan solo un poco ligeramente correspondido, simplemente te esfumaste asi de la peor manera: ignorando mi presencia sin bloqueos ni barreras, a la intermperie, en pleno campo; entonces fue cuando me vi desnuda y vislumbraba desde abajo para arriba una lagrima que no percibia y que me sorprendia por su magullada calidez, por tentar al destino con un para que dejarte a mi lado si no te quiero como tu a mi, se me revirtieron las cosas y al segundo de notarte ausente mi ser exhalo un suspiro a gritos que decia lo que aunque tarde, ya no queria esconderse: yo tambien de ti me enamore...

1 comentario:

Genskie dijo...

YOu are always writing the best love thoughts!