sábado, 15 de enero de 2011

LAS PAUSAS DE LA VIDA

y llegue y te vi y te lanzaste sobre mi, mi cuerpo cayo sobre ti y el peso de la vida dejo se aligero por unos segundos, y te abraze y te aprete contra mi ser, supe susurrar lentamente a tu oido un sincero y lejano te extrañe, mis manos temblaron, mi cuerpo quiso huir con el tuyo por la vida asi de prendidos, quise quedarme de siames entre tu pelo, quise pegarme mas duro que un masmelo, y la realidad nos sorprendio, volvimos a soltarnos, pero con la luz de la sonrisa que ya no se ausenta, desde que mi corazon te encontro..

1 comentario:

Jose Imaginación dijo...

Es maravilloso encontrar a la persona adecuada, pero mientras vives...¿Quién es la mujer de tu vida? Pues la que está en tu vida.
Un saludo desde España en crisis.
Me gustó tu blog.

Jose