lunes, 31 de enero de 2011

EL DOLOR DE LA ESPADA FINAL

y te veo y me mareo, estamos tan lejos y a la vez tan cerca, te observo y tiemblo, tengo miedo de tus dedos, o tal vez de las reacciones de tu cuerpo, ya no se si te creo, si se acabo o no este cuento, solo se que te deseo.. quizas por ultima vez, muy pegado a mi piel, tan pegado como aquellas cosas que nunca sucedieron, como aquellos mil proyectos que se quedaron en eso, como tantos sueños que se ahogaron; me aniquilaste mostrandome tus instintos bajos, ahora pasas me alzas las cejas, me miras y te vas, ahora pasas me clavas tus penas, me golpeas con los ojos y te vas... ya no se si es amor, ya no se amor que nos paso, amor, ya no se, ya nada se.. ni siquiera ya se si te quiero o alguna vez lo hice..!

3 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Es terrible cuando, después de una ruptura y el sufrimiento que conlleva, te das cuenta de que la persona no era lo que creíamos. Pero en fin, tal vez así sea mejor.
Te dejo un beso enorme, Loki.
Humberto.

Lluvia dijo...

Estoy visitando blogs, y me ha gustado tu casa, espero seguir visitandote =)

Cosas que pasan, rompimientos, amores, desamores, parte de la vida, lo importante es vivir la vida sin hacer daño y disfrutarla.

Cuidate

vvc dijo...

Duele mucho sentir eso... y sintomatizarlo en la espalda creía que era cosa mía, jejeje... día a día veo que es más normal de lo que creía.

Ánimo!, siempre llega un día en que volvemos a despertar pensando en otras cosas, y sin notar esa presión en las lumbares :)