jueves, 16 de diciembre de 2010

asi de simple soy, asi como me dejo llevar

y finalmente paso, no dire que cai, porque exigi todo lo que queria, y me perdi.. tus labios fueron mi respuesta a tantos meses de amargura y esos ojos que aun brillaban fueron la magia que nunca perdimos a pesar de los kilometros que la vida nos distancio, cada centimetro de tu cuerpo mi piel pudo recordar, mi lengua desencendio entre caricia y caricia que la vida nos supo regalar, y te acerque, te atrai como nunca antes lo habia hecho, te abraze con la fuerza de tantos años de espera y te respire como ese nectar prohibido que me sacia mas que ninguno, y me ahogue en los gemidos de tu boca, me apegue a mis sentidos cada vez que me tocabas, y me deje llevar por cada segundo de ese dia, por cada minuto de esa hora que tanta lucha nos regalo, no se si para cerrar bien el capitulo o para alargar el final, pero que sucedio como todo lo que pasa cuando tiene que pasar, como todo lo que las palabras no pudieron decirnos nunca mas! y alli kedo tu cuerpo sobre el mio gritando perdon y mi cabeza oculta tras tu cuello diciendote ya paso, y asi fue como sucedio, y no puedo decir nada mas.. simplemente ya paso

3 comentarios:

Anónimo dijo...

hola,la verdad que no entiendo de donde sacas tanttisima paja mental ija mida , te falta un tornillo tia

Juan Camilo dijo...

A mi también me falta muchos tornillos y estoy lleno de paja mental. Y agradezco que sea así. No me gustaría ir por ahí, dando jucios como si me los pidieran. Para mí, el texto, como muchos de los anteriores, dibuja un encuentro desafortunado, de esos que tanto vivimos.

Humberto Dib dijo...

Muy buen texto, Loki, mis felicitaciones.
Perdón, pero no pude dejar de leer lo que ha dejado el anónimo.
Opino: Muy bien que no lo borres, serías tanto o más cobarde que él o ella (más bien él, te aseguro).
No expreso lo que verdaderamente diría porque no es mi espacio, pero imagínatelo.
En fin... aprovecho para desearte feliz Navidad, que la pases de maravillas.
Un beso enorme.
Humberto.