viernes, 16 de abril de 2010

no me dejes tocar el suelo

pierdo el rumbo en este cruel camino cuando de la mano me sueltas y temblando sola me voy por el rio, tus labios eran la cura a mis eternas heridas y tus ojos la esperanza de mi mirada perdida, solo tu sonrisa lograba llenar mi oculta tristeza, solo tu alma complementaba mi vacio interior. ahora en la ausencia de tu sombra en mis vias, me desvio al carril de los mas oscuros pasos, sin la luz de tu aire que al marcharte me dejo en agonia, ya carezco de lagrimas y sinfonia porque tu toda mi alegria te las has llevado con tu partida

No hay comentarios: