jueves, 14 de mayo de 2009

este dolor compartido que sangra

recuestate sobre el asiento y dejame disfrutar el momento, no me pidas que no me acerque a tu boca porque tus besos son mi debilidad y eso no lo cura nadie, tan solo tu lengua sabe sanar las heridas que me dejaste, no quiero dejar que se acabe este momento, no temas, por tu cuerpo yo me arriesgo; cuando agachas la cabeza y la dejas tan cerca de mi, al borde de las lagrimas, no puedo evitar beber tu dulzura para callar esta amargura de este destino que no nos desea juntos, y aunque el mundo se empeñe en agotarnos las esperanzas, se que entre tus caricias, solo los suspiros nos responden lo que el silencio calla, solo se que frente a ti no puedo mas que entregarme a ti y amarte, no pares de besarme que se que entre lo que no puedes decirme hallaremos la respuesta que al final de todo nos una, y nos prohiba volver a separar tus poros de mi piel ni por un segundo mas

No hay comentarios: